PETER PAN NO EXISTE

La madurez no se refleja en el tomar decisiones acertadas, sino en vivir con las ya tomadas, aún y cuando no sean acertadas o rectificarlas.

El síndrome de Peter Pan se caracteriza por no querer crecer.  Las personas que sufren este Síndrome, al comportarse como niños o adolescentes no son capaces de tomar la responsabilidad de sus actos, por una fuerte inseguridad y tienen un gran temor a no ser queridos y aceptados. A veces los que padecen este síndrome acaban siendo personas solitarias, con escasa capacidad al no abrirse sentimentalmente, pareciendo fríos o no predispuestos a darse.

Estas personas se esconden detrás de excusas o mentiras en aras de disimular su incapacidad para crecer; suelen hablar de fantásticos proyectos, negocios increíbles, grandes aventuras amorosas… Estas fantasías (mayormente imposibles de cumplir) les permiten eludir sus responsabilidades y poder culpabilizar a los otros de las cosas negativas que les ocurren.

Todos tenemos un pequeño Peter Pan dentro y pretender erradicarlo totalmente sería imposible; pero éste lado infantil no puede impedirnos crecer, asumir la responsabilidad por nuestras decisiones y continuar el camino hacia la madurez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s