Tiempo al tiempo

Tal vez no puedas disfrutar algo que esperas, porque como recompensa tendrás algo mejor.

Un día te dije que era muy impaciente, y tu me contestaste que lo que era es muy resolutiva.

Pero a día de hoy, soy consciente que a veces la inmediatez y las ganas de que las cosas se solucionen YA pueden conmigo, es como si quisiera querer controlar todo, para que las cosas salgan a mi antojo, y las cosas salen pero no siempre como esperamos o planeamos.

El experimento del “Marshmallow” de Mischel fue pionero en resaltar la habilidad para demorar la gratificacion y ejercer el auto control  en situaciones de fuerte presión y tentación emocional.

A finales de los años 60, a un grupo de preescolares se les ofreció una nube de azúcar, prometiéndoles que recibirían otra si podían esperar 20 minutos. Algunos pudieron esperar y otros no resistieron la tentación…

Los investigadores siguieron la pista de aquellos niños, ahora ya adolescentes, y demostraron que aquellos que pudieron contenerse habían tenido mas éxito en todos los aspectos de la vida, además de resultar estar mas protegidos frente a una gran variedad de “situaciones de vulnerabilidad”.

Dicho estudio también abrió camino a la investigación sobre la capacidad de tomar decisiones y, lo que es mas importante, sobre los mecanismos mentales que llevan al auto control cognitivo y emocional;desmitificando así el concepto de “Fuerza de Voluntad”.

El concepto de la gratificacion dilatada o demorada consiste en la capacidad que tiene el ser humano para esperar hasta obtener lo que se quiere. Dicha habilidad se considera un rasgo de la personalidad que resulta importante para tener éxito en todos los aspectos de la vida.

Daniel Goleman considera que aquella es un componente fundamental de la personalidad. Aquellos que no tienen dicho rasgo necesitan gratificacion inmediata y pueden padecer un insuficiente  control de sus impulsos.

Aprender a saber esperar es de valientes, porque solo los valientes se atreven a vivir el presente.

Anuncios

Un comentario en “Tiempo al tiempo

  1. Muy buena, y muy difícil propuesta, porque es verdad que vivir el presente es propio de valientes, pero también lo es echar un vistazo al futuro – que a veces puede crear miedo – y vivirlo con optimismo. Esto también es valentía de la buena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s