LA RISA ES EL CAMINO

Son necesarios cuarenta músculos para arrugar una frente, pero sólo quince para sonreír. Swami Sivananda

Salía del colegio, cogí el metro con una amiga (por aquel entonces tenía 15 años y el pavo subido), no podíamos para de reinos por todo, una señora nos miró y nos dijo !bendita juventud!, no entendí lo que quería decir hasta  aquellos días en los que la sonrisa se borró de mi rostro, mientras me daba vueltas a mí misma, mis circunstancias…

Después de varios  días así, me levante de la cama, salí a la calle y me propuse dar a los demás aquello que más me costaba, fue entonces cuando me dí cuenta de la importancia de sonreir, de hacer la vida agradable a los demás y me propuse intentar que nadie se alejara de mi lado sin llevarse una sonrisa y cuanto más daba más recibía a cambio.

En culturas ancestrales de tipo tribal, existía la figura del “doctor payaso” o “payaso sagrado”, un hechicero vestido y maquillado que ejecutaba el poder terapéutico de la risa para curar a los guerreros enfermos.

Sigmund Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa, algo que ha sido científicamente demostrado al descubrir que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos negativos un segundo después de comenzar a reír. En los últimos 30 años se ha avanzado mucho en la aplicación de la risa como terapia.

!No dejes que la vida se ría de tí, riete antes tu de ella que la felicidad se contagia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s