“Cuando trabajes, trabaja; cuando descanses, descansa; cuando pedalees, pedalea…”.

Mindfulness

Así arranca el anuncio de BMW, cada vez que lo veo es como si me sacudiera, para que tome conciencia. Sí, conciencia de que no podemos vivir sin la capacidad de estar en el presente: sin recordar a dónde estamos yendo mientras caminamos, aún cuando durante el trayecto nos hayamos perdido en miles de pensamientos.

¿Alguna vez has llegado a algún sitio sin recordar nada del viaje? Creo que eso nos ha pasado a todos. Salimos de casa, cogemos el coche y cuando llegamos a nuestro destino pensamos: “Wow, ¿Ya llegué?”

En ocasiones aunque creemos tener control consciente de nuestra atención, lo que normalmente sucede es que estamos constantemente atendiendo a pensamientos acerca del pasado o del futuro o bien, reconociendo solo una pequeña porción de lo que está sucediendo hoy y ahora.

A veces, especialmente cuando tenemos nuestra agenda repleta, estamos haciendo algo y pensando en lo siguiente. En vez de prestar toda atención a la conversación que estamos teniendo, o las instrucciones que nos están dando, nuestra mente divaga hacia pensamientos ajenos al momento actual, como planificar nuestro día o lo que tenemos que hacer después. El resultado inmediato de ello es una situación continua de estrés.

El Mindfulness es una cualidad de la mente de estar presente y consciente en un momento determinado. Pero es algo que hay que practicar, el ruido, las RRSS, los mails y la vida diaria nos impiden hacerlo, concéntrate en lo que ves, oyes y sientes.

El día que estoy estresada y pensando en mil cosas (de lo que he hecho durante el día o lo que tengo que hacer al día siguiente) antes de dormir suelo hacer un ejercicio que a mí me sirve.  Estoy tumbada con los ojos cerrados….. Me voy alejando de  los ruidos y prisas cotidianas….. visualizo mi cuerpo como si lo estuviera mirando frente a un espejo….. Hago un recorrido por el explorando las zonas en que hay más tensión….. Hago un mapa de la tensión corporal….. Y también de las zonas que siento con claridad y aquellas que apenas percibo, estas últimas coincidirán casi siempre con zonas tensas….. Le otorgo el color rojo a las zonas de tensión y un color azul a las zonas que siento relajadas, confecciono así un mapa en color que muestra los territorios tensos y relajados de mi cuerpo…..

A partir de este instante comienzo a visualizar que con cada respiración entra un aire azul, limpio, puro, relajante….. Conforme el aire azul entra en mis pulmones relaja mi cuerpo, la tensión comienza a disolverse…. Y cuando estoy totalmente relajada llevo la mente a mi lugar favorito visualizando cada detalle y pensando en lo que veo, lo que escucho y lo que siento.

Tomar conciencia del hoy y ahora ha cambiado mi manera de ver y disfrutar de la vida asi que recuerda, cuando sueñes… sueña

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s